Me contaste que habías visto en el instituto como le hacían la vida imposible a Diego. Me enseñaste un vídeo de Lucia y Sandra  besándose, el cual había corrido por las redes sociales a la velocidad de la luz… y desde entonces son el hazme reír. Y yo te pregunté si tú hacías algo para pararlo. No – me contestaste – no puedo, si lo hago seré yo el acosado.
Eso no es D-VALIENTES!
Plantar cara al acosador es D-VALIENTES.
Apoyar al débil es D-VALIENTES.
Visibilizar las condiciones personales sin miedo al rechazo y al BULLYING es D-VALIENTES.
Frenar una agresión es D-VALIENTES.
A partir de ahora te necesitamos para formar el EQUIPO D-VALIENTES.

¡SÚMATE A TODAS NUESTRAS PROPUESTAS!